El salvavidas de Keiko


08 Sep

Por: Miguel Villaverde Cisneros


No hace mucho que me inicie en el mundo de la Administración Pública. Conocer hoy el Estado, es conocer y aplicar las leyes que lo rigen, pero todo ello implica una mayor comprensión de la interrelación  Leyes-política, no por separado. Es así, como siempre se ha querido explicar los problemas del país, ocurre por ejemplo con la crisis del Estado, la cual no responde sólo a un entrampamiento legal entre el Ejecutivo y el Parlamento, lo que vivimos es sobre todo una profunda crisis política, que debe ser entendido más allá de argucias legales.  


Caso similar ocurre al observar el caso Keiko Fujimori, se reduce sólo a lo legal, a mi criterio hay necesidad de comprender la magnitud de lo que estaría intentando el fujimorismo para evadir una condena por el delito de Lavado de Activos y asumir otra figura menos rigurosa, pero obviamos la repercusión política que esto implica, además del perjuicio que se estaría haciendo al propio Estado. 


Se sabía de antemano la maniobra fujimorista para intentar explicar la procedencia de un millón de soles en primer término a través de los cócteles y cenas durante las campañas electorales del 2011 y el 2016. Hoy se estaría corroborando estas sospechas, son más de cuatro millones de desbalance, según las últimas investigaciones de IDL-reporteros.


Para entender este tema, debemos conocer un aspecto legal, es así que en el año 2012, se aprobó el Decreto Legislativo N°1106, Norma que establece la lucha eficaz contra el Lavado de Activos y otros delitos relacionados a la minería ilegal y Crimen organizado. En sus primeros artículos habla del “Acto de conversión”, en este caso de un dinero sucio que se hace a través de rifas, cócteles y cenas; finalmente este dinero regresa como si fuera un dinero lícito, cuando todos sabemos que se hace para ocultar la procedencia ilícita del mismo.


En Agosto de este año se aprueba la norma que sanciona fuertemente el financiamiento ilegal de Partidos Político, la defensa de Pier Figari a manera de prueba pide que se incorpore este ilícito penal al proceso contra los imputados. Esto debió ser observado por el Presidente Vizcarra ya que en el fondo beneficiará a todos los investigados, incluido Keiko. 


De acuerdo con la constitución vigente (hecha por Alberto Fujimori en 1993). Se habla de toda ley de carácter penal tiene efecto retroactivo siempre que beneficie al imputado, incluso a un condenado. En este caso aplica la Ultractividad penal, es decir cuando después que se comete el delito se aprueba una ley que beneficie al procesado, incluso al condenado (reo), se puede pedir la adecuación de esa norma distinta a la que se está aplicando al proceso (Tutela de Derecho), es decir cambiar el tipo penal.    


Cuando se cambie el tipo penal, serían investigados por el “Delito de financiamiento ilegal de Partidos Políticos”, que tiene una pena no menor de 4 años y no mayor a 6; más no por el “Delito Lavado de Activos”, como es hasta hoy, y que podría ir hasta los 25 años de cárcel con los agravantes como hoy los conocemos. ¿Se nota la diferencia?. Así están hechas las leyes para la Administración Pública, tienen un espíritu evasivo.  


Por otro lado, la Fiscalía a cargo deberá demostrar contundentemente la procedencia ilegal de esos dineros y su intento de blanquearlo a través de los cócteles y debe ser probado para condenarlos por Lavado de Activos. De lo contrario podríamos evidenciar una evasión de condenas.  


Finalmente, muy por el contrario de un entendimiento simplemente legal, me da todo esto una lectura política de lo que viene ocurriendo. ¿Casualidad o maniobra política?. La modificación dolosa y desapercibida que hicieron en el congreso, que es no incluir a los partidos políticos como organizaciones criminales, es el salvavidas de los procesados por lavados de activos en este caso. ¿Complicidad entre el Parlamento y el Gobierno?. Lo que queda claro es que las leyes dejan los vacíos sutiles para que la corrupción campee, amparados por la propia Constitución que institucionaliza la impunidad.  


¡Que se vayan todos, Nuevas Elecciones!

08/09/19

Comments
* The email will not be published on the website.
I BUILT MY SITE FOR FREE USING